Resiliencia: ¿Qué es y cómo desarrollarla?

vicente pastor delgado

por vicente pastor delgado

La resiliencia es la capacidad de las personas para afrontar y superar situaciones adversas. Se trata de una capacidad que se puede aprender y desarrollar, y que es fundamental para una vida plena y satisfactoria.

Definición

El término «resiliencia» proviene del latín «resilio», que significa «saltar hacia atrás» o «rebotar». En el contexto de la psicología, la resiliencia se define como la capacidad de las personas para afrontar y superar situaciones adversas sin sufrir daños psicológicos duraderos.

Historia

El concepto de resiliencia se originó en el campo de la psicología del desarrollo, donde se utilizó para describir la capacidad de los niños para superar adversidades como la pobreza, el maltrato o la enfermedad. Posteriormente, el concepto se ha extendido a otros campos, como la psicología de la salud, la psicología organizacional o la psicología social.

Factores que influyen en la resiliencia

La resiliencia es un fenómeno complejo que está influenciado por una serie de factores, tanto internos como externos. Entre los factores internos se encuentran las características personales de la persona, como la autoestima, la inteligencia emocional, el optimismo o el sentido del humor. Entre los factores externos se encuentran los recursos sociales y comunitarios, como el apoyo familiar y social, o la presencia de oportunidades educativas y laborales.

La importancia de la resiliencia

La resiliencia es una capacidad fundamental para una vida plena y satisfactoria. Desarrollar la resiliencia nos permite afrontar las adversidades de forma más eficaz y salir de ellas fortalecidos.

La importancia de la frase «Todos los días lo mismo»

La frase «Todos los días lo mismo» puede ser una expresión de aburrimiento, frustración o desmotivación. Sin embargo, también puede ser una oportunidad para desarrollar la resiliencia.

Cuando nos encontramos en una situación que nos parece «todos los días lo mismo», es importante que nos preguntemos por qué nos sentimos así. ¿Es porque realmente estamos viviendo la misma situación todos los días? ¿O es porque nos hemos acostumbrado a la rutina y hemos perdido la capacidad de ver las cosas con nuevos ojos?

Si la respuesta es la primera, entonces es importante que busquemos formas de cambiar nuestra situación. Podemos buscar nuevos retos, oportunidades o experiencias que nos ayuden a salir de la rutina.

Si la respuesta es la segunda, entonces es importante que trabajemos en nuestra capacidad de ver las cosas con nuevos ojos. Podemos hacerlo practicando la mindfulness, la meditación o simplemente buscando nuevas perspectivas sobre nuestra vida.

Pasos para desarrollar la resiliencia

A continuación, se presentan algunos pasos que pueden ayudar a desarrollar la resiliencia:

  • Conocer tus fortalezas y debilidades. Es importante ser conscientes de nuestras fortalezas y debilidades, para poder aprovecharlas y trabajar en las áreas que necesitemos mejorar.
  • Desarrollar una actitud positiva. El optimismo y la esperanza son fundamentales para afrontar las adversidades.
  • Adquirir habilidades de afrontamiento. Es importante aprender a gestionar nuestras emociones y pensamientos de forma saludable, para poder afrontar el estrés y las situaciones difíciles.
  • Construir una red de apoyo social. El apoyo de la familia, los amigos y la comunidad es fundamental para superar las adversidades.

Conclusión

La resiliencia es una capacidad que se puede aprender y desarrollar. Desarrollar la resiliencia nos permite afrontar las adversidades de forma más eficaz y salir de ellas fortalecidos.

Ejercicio práctico

La próxima vez que te sientas atrapado en una situación que te parece «todos los días lo mismo», intenta hacer lo siguiente:

  • Párate y observa tu respiración. Concéntrate en la entrada y salida del aire por tu nariz.
  • Haz una lista de las cosas que te gustan de tu vida. ¿Qué es lo que te hace sentir agradecido?
  • Piensa en algo que te gustaría cambiar en tu vida. ¿Qué es lo que te gustaría hacer de forma diferente?

Este sencillo ejercicio te ayudará a tomar conciencia de tu situación actual y a encontrar nuevas perspectivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *